Anatoli Vassiliev: “El teatro nos lo puede decir todo”

Calavera

Cada 27 de marzo se celebra el Día Mundial del Teatro, una jornada en la que los amantes de las artes escénicas pueden disfrutar de diferentes montajes en los más grandes escenarios del mundo. Una persona relacionada con el teatro realiza el tradicional mensaje. En esta oportunidad, el reconocido director y profesor Anatoli Vassiliev fue el encargado de reflexionar sobre la importancia del teatro y su poder.

La creación del Día Mundial del Teatro fue una iniciativa del Instituto Internacional del Teatro (ITI), en el año 1962. Esta festividad pretende ser un referente para que todos aquellos que todavía no conocen el teatro se interesen por él.

Varios eventos conmemoran esta ocasión. Uno de los más importantes es el Mensaje Internacional del Día Mundial del Teatro, a través del cual una figura de talla mundial comparte sus pensamientos sobre la relación del teatro con el ideal de cultura de paz en el mundo.

Para Anatoli Vassiliev, afamado director seleccionado para dar el mensaje del 2016, el teatro es necesario, y lo ha sido particularmente en los últimos 70 años, pese a los pensamientos de los profesionales decepcionados y de las personas que están cansadas de él.

El también profesor considera que, de todas las artes públicas, el teatro es la única capaz de acercar al público, de manera instantánea y directa, con la experiencia y, de cierta forma, con la realidad: “Si usted lanza un vistazo, se puede ver de inmediato lo que sólo el teatro nos da: una palabra de boca en boca, una mirada de ojo a ojo, un gesto de mano en mano, o de cuerpo a cuerpo. No se necesita ningún intermediario para trabajar entre los seres humanos”.

En su mensaje, Vassiliev reflexiona sobre la necesidad del teatro diferente, de diversos tipos y abierto para todos aquellos que quieran escuchar, mirar y tener la oportunidad de encontrar vida en las tablas, sin equipos, ni aparatos, ni artefactos complicados.

El teatro es una forma de vivir y de expresar la cotidianidad. Para el director, solo hay algo de él que nadie necesita: la política, el terror individual o colectivo, la sangre y el enfrentamiento.

Después de todo, no hay absolutamente nada que el teatro no pueda representar: “Como los dioses habitan en el cielo, o como los presos languidecen en cuevas olvidadas bajo tierra, o como la pasión nos puede elevar, o como el amor nos puede arruinar, o como nadie necesita una buena persona en este mundo, o como reina el engaño, o como la gente vive en apartamentos, mientras los niños se marchitan en campos de refugiados, o las formas en que todos tienen que volver de nuevo al desierto, o como día tras día nos vemos obligados a desprendernos de nuestras personas queridas, el teatro puede decirlo todo”, dice Anatoli Vassiliev.

Lee el texto completo

Powered by tekkoa.com